5 de febrero de 2015

Panettone con chocolate en panificadora

El panettone más tierno que he probado. Éste podría ser el titular de la receta de esta semana. Aunque este brioche tradicionalmente se consume en Navidad, a mí me gusta llevar la contraria y por eso os propongo hacerlo durante todo el año con ayuda de la panificadora. Ya sabéis que la panificadora fue para mí todo un hallazgo (podéis recordarlo en este post) y, en este caso, facilita bastante el amasado de la masa. La preparación de la poolish (o prefermento) la noche anterior es peccata minuta si tenéis en cuenta el resultado final: un panettone de chocolate tan suave y esponjoso como nunca habíais probado. Creedme, he hecho varios y éste es, sin ninguna duda, el mejor de todos.

Panettone chocolate My sweet recipe
INGREDIENTES (para un panettone de 750 g)

Poolish (preparar la noche anterior)
  • 100 g de leche tibia
  • 100 g de harina de fuerza
  • Un pizca de levadura seca de panadero (un cuarto de cucharadita)
Para el panettone
  • 2 huevos batidos
  • 60 g de mantequilla ablandada en microondas
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 40 g de azúcar
  • 1 cucharada de aroma de vainilla (opcional)
  • 1 cucharada de aroma de azahar (opcional)
  • 250 g de harina de fuerza
  • 1 cucharadita de levadura seca
  • 100 g de perlas de chocolate negro (o como hice yo, 50 g de chocolate y 50 g de alemdras picadas). 
1. La noche anterior mezclar los ingredientes del poolish (la leche tibia, la harina de fuerza y la levadura seca) con una espátula. Una vez mezclados, dejar reposar durante toda la noche en un cuenco tapado con un trapo.
2. Al día siguiente, añadir el poolish a la cubeta de la panificadora y echar el resto de ingredientes.
3. Poner el programa de Pan dulce (en la Moulinex uno es el 6). Seleccionar tostado medio y peso 750 g.
4. Una vez acabe el programa, dejar enfriar el panettone sobre una rejilla.

Este panettone de chocolate está sacado de una receta publicada por Ma Petite Boulangerie. Es perfecto para desayunar o merendar y se conserva perfectamente un par de días envuelto en film. Incluso lo podéis servir como postre con un poco de nata o helado de vainilla. Si no lo vais a gastar, siempre lo podéis congelar cortado en raciones individuales e ir sacándolo a medida que lo necesitéis. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario