14 de mayo de 2014

Bizcocho de plátano y maíz

¿Habéis tenido que tirar alguna vez unos plátanos completamente negros a la basura porque no sabíais qué hacer con ellos? Pues hoy os traigo una receta de aprovechamiento para sacar partido a esos plátanos demasiado maduros, blandurrios y nada apetecibles.

Con este bizcocho de plátano y maíz os ahorraréis tirar esos plátanos y, de paso, hacer un desayuno o una merienda excelente, con pocas grasas y baja en gluten. Seguro que, solo con oler el rico aroma que llenará vuestra cocina al hornearlo, os vendrán ganas de dar un bocado a este bizcocho de plátano y maíz. Es tan tierno y esponjoso como parece en las fotos.

Bizcocho de plátano y maíz


 INGREDIENTES
  • 3 huevos tamaño L
  • 160 g de azúcar moreno
  • 50 g de aceite de girasol o aceite de oliva suave
  • 60 g de leche
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla (opcional)
  • 230 g de plátanos pelados (unos 3 plátanos pequeños)
  • 100 g de harina de maíz amarilla precocida (yo utilizo la de la marca PAN que se vende en Carrrefour o Mercadona)
  • 50 g de harina de trigo
  • 75 g de almendras pasadas por la picadora (hasta que queden bien picadas)
  • 8 g de levadura de levadura para hornear
  • una pizca de sal
1. Precalentar el horno a 185°C con calor arriba y abajo.
2. Mezclar en un bol todos los ingredientes sólidos (harina de maíz, harina de trigo, almendras, levadura y sal) y reservar.
3. Batir los huevos con el azúcar hasta que la mezcla sea espumosa. Triturar los plátanos y mezclarlos con la leche y el aceite. Incorporarlo a los huevos y al azúcar. Batir todo bien y añadir la cucharadita de esencia de vainilla.
4. Una vez la mezcla sea homogénea, añadir poco a poco los ingredientes sólidos que teníamos reservados.
5. Engrasar con mantequilla el molde y espolvorear con un poco de harina (yo utilicé este molde para pan de Ikea pero cualquiera os puede servir).
6. Verter la masa y hornear, con la bandeja en el medio, durante 35 minutos o hasta que al introducir un palillo, este salga limpio.
7. Dejar reposar unos minutos en el molde y después desmoldar con cuidado. Poner el bizcocho de plátano y maíz en una rejilla para que se enfríe.


La mejor manera de degustar este bizcocho de plátano y maíz es recién hecho, pero se conserva bien al día siguiente. Lo podéis comer solo o acompañado de un poco de mermelada, o bien de fresas o frambuesas. Los frutos rojos son un acompañamiento perfecto por su sabor ácido.
Esta receta está sacada del blog Gastronomía y cía.

    2 comentarios: