11 de noviembre de 2014

Coca de panadero fácil

La coca de panadero es un clásico de la repostería catalana. Es una de las comidas catalanas más populares y seguramente su éxito se debe a sus infinitas posibilidades, las mil maneras que hay de rellenarla, decorarla y comerla. La única pega, por poner alguna, de esta receta de coca de panadero es que tenemos que respetar los tiempos de fermentación. Si olvidamos este pequeño detalle, es fácil de hacer y todavía más fácil de comer. En total, tendremos que esperar casi unas 3 horas para que la masa crezca y consigamos esa textura esponjosa que la caracteriza. 

Las cocas de panadero son muy versátiles y satisfacen tanto a paladares golosos como salados. Probad a rellenala de nutellachocolate o mermelada. Si en cambio os va más lo salado, podéis sustituir el azúcar de la cobertura por sal gorda y comerla con tomate y un buen chorro de aceite de oliva, escalivada o embutido. 

La receta de hoy está sacada del último libro de Xavier Barriga, Cocas y tortas, un gran regalo que me hicieron en mi último cumpleaños. Sus recetas son tan sencillas y fáciles que es imposible no probar a hacerlas una a una (en este blog podéis echarles un ojo a las magdalenas de espelta y los panecillos de leche). Tienen todo lo que se exige a una receta repostera: están bien explicadas, tienen buenas fotos y no se olvidan de celíacos ni intolerantes a algún alimento. En resumen, es un libro que, como todos los de este maestro panadero, invita a perder el miedo a la hora de hacer repostería y bollería en casa. ¿Se nota que me ha gustado, verdad? Vamos con la receta. 

Coca Panadero My sweet recipe

Coca panadero My sweet recipe
INGREDIENTES (para dos cocas de panadero medianas)
  • 500 g de harina de fuerza o panificable
  • 10 g de sal
  • 35 ml de aceite de oliva
  • 300 ml de agua fría
  • 10 g de levadura fresca o 3,3 gramos de la seca (aproximadamente 3/4 partes de un sobre)
  • Para decorar: aceite de oliva, piñones, azúcar y anís dulce (opcional)
1. Amasar en un recipiente a mano, con la panificadora o con un robot de cocina (utilizando el accesorio de los ganchos) todos los ingredientes excepto el agua. Una vez estén mezclados, añadir agua poco a poco hasta que sea absorbida por la harina. Remover con una cuchara. Dejar reposar 10 minutos la masa tapada con un paño.
2. Pasado este tiempo, pasar la masa a una superficie enharinada y amasarla golpeándola suavemente. Debemos estirarla y doblarla para que se oxigene hasta que se despegue de la superficie. Cuando la masa esté lisa y sin grumos, formar una bola. Dejar reposar a temperatura ambiente en un recipiente tapada con un paño húmedo durante unos 90 minutos o una hora.
3. Poner en una bandeja de horno papel sulfurizado. Dividir la masa en dos porciones, en forma de bollitos o barra con puntas redondeadas, y dejar fermentar de nuevo en la bandeja cubiertos con un paño húmedo hasta que hayan doblado su tamaño.
4. Calentar el horno con calor arriba y abajo a 240°C. Aplastar las cocas y untarlas con aceite. Después, espolvorear con azúvar y piñones crudos.
5. Hornear a 240°C en la posición del medio durante unos 15 minutos o hasta que el azúcar se caramelice y las cocas estén doradas.
6. Sacarlas del horno. Si os gustan con anís, éste es el momento para rociarlas. Dejarlas enfriar completamente sobre una rejilla.

Esta receta de coca de panadero de Xavier Barriga es un excelente desayuno, merienda e incluso cena si sabéis acompañarla adecuadamente, Ya os he dado algunas ideas de cómo presentarla o degustarla, es cosa vuestra si os queréis ceñir a la tradición o innovar un poco.


2 comentarios:

  1. Me encanta tu página y tus recetas. Enhorabuena!
    Por cierto, en cuanto tengas un momento pásate por mi blog, ya que te he nominado para un premio. Espero que te haga ilusión. Muaaks
    http://antojoentucocina.blogspot.com.es/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Maite! Una alegría que te guste mi blog y que me nomines a un premio. Me paso a echarle un ojo a tu blog. Muchas gracias de nuevo :)

      Eliminar